Un primer acercamiento a la traducción audiovisual

ADVERTENCIA: Si te gusta ver las películas en versión original y con subtítulos, este NO es el camino que quieres seguir. Si, de todos modos, decides arriesgarte y no temes gritarle a Bruce Willis «ese plano era salvable» mientras está desactivando una bomba y reprocharle a Nicole Kidman en su lecho de muerte que el subtítulo entra pronto, bienvenido al mundo de la traducción audiovisual.

Todo comienza cuando te explican los criterios que has de seguir y te dan tu primer vídeo. Por un segundo ríes y piensas que treinta y siete caracteres son una barbaridad y que tú con eso puedes contarles el Evangelio según San Marcos, y al segundo siguiente ya estás recortando, omitiendo y, sobre todo, maldiciendo. Pero una vez solventas los innumerables problemas que puedan dar traducción y pautado, no puedes dejar de decirte para tus adentros que tú eres el héroe de la película.

Así es el primer encontronazo que un alumno inocente tiene cuando empieza con la traducción audiovisual. De esta manera nos paseamos por primera vez por un campo que desde fuera refleja romances desenfrenados y épicas batallas. Sin embargo, desde dentro, eres tú el que busca un romance desenfrenado con la traducción que desemboca en una ardua batalla contra los dos archienemigos de la traducción audiovisual: espacio y tiempo. El espacio que tenemos en la pantalla y que no da para más que un puñado de letras, y el tiempo que los actores decidan tomarse para pronunciar su frase.

En nuestro querido CES, desde la implantación del grado, contamos con un itinerario de traducción audiovisual que consta de cuatro asignaturas. Las dos que podemos cursar en tercero son Mediación Lingüística para la Accesibilidad (MLA) y Técnicas para la Traducción Audiovisual. El itinerario continúa en cuarto con Traducción Audiovisual B1-A y Traducción Audiovisual B2-A.

Como orgullosísimos alumnos de la primera promoción de grado, comentaremos las asignaturas que de momento hemos podido cursar.

El objetivo de MLA es enseñarnos a acercar los medios audiovisuales a personas  con discapacidad sensorial, es decir, subtitular y audiodescribir para personas con discapacidad visual o auditiva.

En cuanto al subtitulado para personas con discapacidad auditiva, ¿qué decir que no sepáis? Pues mucho más de lo que os podáis imaginar. Criterios específicos, colores, sonidos ambientales… En definitiva, convertir todo lo que escuchamos en un par de líneas de texto.

Por otro lado, la audiodescripción es un sistema menos conocido. Es un método mediante el cual se intentan adaptar los medios audiovisuales a las personas con discapacidad visual. Consiste en una voz que hace una explicación de todo lo que va ocurriendo en pantalla con el fin de que la persona invidente pueda crear una imagen mental de cada escena. Es un trabajo muy complicado porque se debe introducir la mayor información sobre los detalles esenciales (gestos, actitudes, vestuario, etc) en los silencios sin pisar el diálogo. Aquí se puede ver un ejemplo de audiodescripción en el cortometraje Paco de Jorge Roelas.

La mayor pega que podríamos poner a MLA es que debemos disfrutar de esta asignatura en tercero porque el itinerario audiovisual no tiene un equivalente para ella en cuarto.

Con respecto a Técnicas para la Traducción Audiovisual (TTAV para los amigos) poco hay que decir que no deje entender su nombre. La asignatura cubre principalmente el subtitulado y, dependiendo del tiempo del que se disponga, también se tratarán un poco doblaje y voces superpuestas.

El tipo de subtitulado que se utiliza en TTAV es el que todos conocemos, así que creemos que no hace falta explicarlo.

En cuanto al doblaje, es un método que contiene muchas fases hasta que finalmente una voz en nuestro idioma sustituye a la original del personaje. Las fases de las que se encarga el traductor son las dos primeras, es decir, traducir el diálogo (obviamente) y ajustarlo para que haya sincronismo acústico y visual. Esta es la parte del doblaje en la que se centra esta asignatura.

Por último, las voces superpuestas. Esta técnica se utiliza principalmente en documentales y reportajes. Consiste en superponer una voz, cuyo diálogo ya está traducido, a la voz original de tal forma que se escuchen las dos pero la traducida a mayor volumen. Uno de los aspectos por los que se usa esta técnica es para dar credibilidad a la imagen. Este método se utiliza principalmente en documentales.

Ambas son asignaturas cuyo trabajo, a diferencia de la mayoría de asignaturas, no se centra en muchas pequeñas traducciones y un examen final, sino en grandes proyectos que tomarán la mayoría del semestre. Ya sea una película, un documental o un corto, cuenta con aprenderte sus diálogos y repetirlos hasta la saciedad durante el curso.

¿Que por qué animamos a cursar el itinerario audiovisual? Porque no sólo se aprende muchísimo, también son dos asignaturas muy entretenidas en las que se realizan actividades de todo tipo, y porque principalmente (y perdonad el chiste malo), os lo pasaréis de cine.

Ana Sanz Díaz y Pablo Dávila Ruiz

Futuros traductores

One thought on “Un primer acercamiento a la traducción audiovisual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s